1 de agosto de 2014

Tribunal Constitucional de Uganda anula ley contra la homosexualidad


El juez Stephen Kavuma lee el veredicto de anulación en la corte del
Tribunal Constitucional de Uganda, Agosto 1 de 2014




Ante el juez, el contraversial pastor y activista
Martin Ssempa habla a la corte
BBC
– La severa legislación anti-gay – anulada por el Tribunal Constitucional de Uganda - fue promulgada en febrero de 2014.
El tribunal dictaminó que la ley – aprobada por los diputados en diciembre – no tuvo el quórum necesario, y por lo tanto era ilegal. Los actos homosexuales ya eran ilegales, pero la nueva ley permitía cadena perpetua por "homosexualidad agravada", y prohibía la "promoción de la homosexualidad".

Varios donantes han reducido la ayuda a Uganda desde que se aprobó la ley. El portavoz del gobierno de Uganda – Ofwono Opondo – dijo que el gobierno todavía estaba esperando asesoramiento del fiscal general sobre si se debe impugnar el fallo ante el Tribunal Supremo. Añadió que la decisión mostró a los donantes occidentales que la democracia de Uganda estaba funcionando muy bien, y que deberían reintegrar las ayudas que habían cortado. Las autoridades ugandesas han defendido la ley en el pasado, diciendo que el presidente Yoweri Museveni quería "demostrar la independencia de Uganda ante la presión de Occidente y la provocación”.

30 de marzo de 2014

Christopher Senyonjo, reverendo ugandés, atiende a los gays a pesar de la ley de la nación


La Historia semeja - en muchos aspectos - un organismo viviente. En ella están enquistadas - como cánceres en remisión que rebrotan esporádicamente en diferentes centros "civilizados" - ideas y acciones dirigidas primero a desacreditar, luego a reprimir, y - cuando todo falla - por último a eliminar (al estilo de la solución final del nazismo alemán) sectores humanos considerados peligrosos para la Humanidad. Lo que está sucediendo en Uganda es un ejemplo clásico de esa última fase de los paranoicos con poder, de la solución ulterior que ellos han aupado e implementado para resolver el "problema homosexual" en su país.
 
Afortunadamente, también han existido - a través de la Historia - grupos e instituciones de la sociedad civil, así como individuos corajudos, que han enfrentado el peligro, que no han permanecido pasivos e inactivos frente a la mentira, la injusticia y el crimen. El reverendo ugandés Christopher Senyonjo es uno de ellos. Honremos y apoyemos su empeño y fortaleza con todos los medios posibles. 

KAMPALA, Uganda (AP) - Hombres jóvenes cantan himnos y recitan la Biblia antes de que el reverendo Christopher Senyonjo dé un sermón sobre la sexualidad humana. Cuando el servicio ha terminado, algunos van a su escritorio, uno a uno, para consejería que ningún otro líder religioso de Uganda ofrece a los gays.

Reverendo Christopher Senyonjo
Vestido con una camisa de color púrpura y un collar blanco que ponen de relieve su fe anglicana , el obispo Senyonjo no organiza sus oraciones - del domingo por la noche - sólo para homosexuales. Pero sus sermones atraen a muchos gays que están familiarizados con sus puntos de vista comprensivos, en un país donde otros predicadores cristianos han dirigido la cruzada anti- gay de Uganda.

Por atender a los homosexuales, Senyonjo lo han distanciado de la iglesia anglicana de Uganda. Se le impidió presidir los eventos de la iglesia en 2006, cuando no se detuvo en instar a sus líderes a aceptar los gays. La parroquia que en una ocasión dirigió, ni tan siquiera reconoce su presencia cuando asiste a sus servicios dominicales, lo que subraya cómo su carrera ha sufrido a causa de su tolerancia hacia los gays en un país donde los homosexuales - y los que los aceptan - sufren discriminación.

"Dijeron que debía condenar a los homosexuales", manifestó, refiriéndose a los líderes anglicanos de Uganda. "No puedo hacer eso, porque fui llamado a servir a todas las personas, incluyendo a los marginados. Pero dicen que estoy impedido hasta que me retracte. Todavía soy miembro de la iglesia anglicana."

En un comunicado a principios de este año, el jefe de la iglesia anglicana en Uganda, Monseñor Stanley Ntagali, dijo que la iglesia se ha comprometido a ofrecer "curación y oración" para las personas "que están confundidas acerca de su sexualidad o luchando con quebranto sexual."
Senyonjo está en desacuerdo con esa postura, argumentando que debido a que "en toda sociedad hay un pequeño número de personas que tienen tendencias homosexuales," no se puede esperar que los gays cambien su orientación sexual.